Desde el momento en que decidiste contactar a una persona para que realizará las tareas de tu hogar, pactaste un salario por esos servicios y le asignaste unas funciones; en ese instante, abriste una oportunidad para que una familia mejorara su calidad de vida y además, te convertiste en un empleador y esta persona en tu empleado.

Empleado que tiene deberes y derechos que defiende la Ley, y aunque, sientas que no eres empresario con un área de recursos humanos para hacer contrato laboral, desprendible de pago de nómina, pagos a parafiscales, y todo lo que conlleva una relación laboral, es tu deber.

Symplifica.com ha asesorado y apoyado a 3.500 colombianos que tienen empleadas del servicio para que cumplan con todo lo que ordena la Ley con respecto al empleo doméstico.

La formalización implica la afiliación al Sistema de Seguridad Social por parte de los empleadores, el pago de cesantías, intereses de esta prestación social, vacaciones y el suministro de dotación; así como el reconocimiento de horas extras y una prima de servicios.

De una forma fácil, segura, económica y acertada, Symplifica realiza todo el acompañamiento de manera personal, telefónica y a través de su aplicación móvil.

A continuación, te damos a conocer 5 razones por las que es necesario formalizar esta relación laboral:

1. Mejoras la calidad de vida de tu empleado y su familia:
Aunque tu empleada no trabaje en una oficina, como lo dijimos en las líneas anteriores, tiene el derecho de estar afiliada a una caja de compensación, EPS (si trabaja tiempo completo), recibir subsidio por cada uno de sus hijos menores de edad, vacaciones, pago de prima en junio y diciembre que le permitirán cumplir con parte de sus sueños materiales.

Además estas aportando a su futuro al pagar pensión e incluso ayudarla en caso de quedar sin trabajo al guardar sus cesantías que también podrá usar en compra de vivienda.

2. Posible multa por entidades del estado
Recuerda que según el Código Sustantivo del Trabajo y la Ley 1788 de 2016, tu empleada doméstica tiene derecho a recibir prestaciones sociales o de lo contrario, una demanda ante el Ministerio de Trabajo te podría acarrear una sanción hasta de 100 SMLV.

¡Qué no te tome por sorpresa! Existen entidades gubernamentales que se encargan de revisar y ejercer control sobre pagos de aportes y parafiscales, así ya no tengan vínculo laboral porque no le pagaste las prestaciones sociales, y tiene las de ganar porque lo contempla la Ley.

No importa si a la trabajadora se le pagaba un salario mínimo además de un “bono aparte” para cubrir las prestaciones sociales.

3. Posible demanda
Si como empleador no cumples con las obligaciones de la Ley te podrás ver enfrentado a una demanda, y si es el caso, tendrás que responder con tu patrimonio. ¡Es delicado!

El hecho de que no tengas a tu empleada protegida con los servicios de salud, pensión o ARL, y esto lo sanciona el Ministerio de Trabajo en el caso de que la afiliación no está vigente a seguridad social o cuando los aportes no se realizan en debida forma, así mismo, serás sancionado por parte de las entidades prestadoras de los servicios de seguridad social por mora en los aportes, además por la Unidad de Gestión de pensiones y parafiscales (UGPP) por no realizar en debida forma o de forma irregular los aportes y por un juez laboral en caso de iniciarse un proceso por parte del trabajador en contra tuya.

Ten en cuenta que la seguridad social integral en Colombia es un derecho fundamental que tienen todos los ciudadanos y el incumplimiento te genera multas.

4. Posible accidente laboral.
¡Lo barato sale caro! El hecho de “ahorrarte” unos pesos y no afiliar a la ARL (Administradora de Riesgo Laboral) a tu empleada, te pone en un riesgo latente, no solo a ti, sino a ella también.

Si tu empleada llegara a sufrir un accidente en una labor propia del trabajo, tendrás que correr con todos los gastos, de hecho, si es muy grave y no puede volver a trabajar, tendrás que pensionarla de por vida, y todo de tu propio bolsillo, además, corres el riesgo de que ella inicie una reclamación judicial y exija el pago de los conceptos no reconocidos.

5. Ayudas a mejorar el sistema de seguridad social del país.
El reto de cualquier país es mejorar en todos los ámbitos. Como empleador de una o dos personas en el servicio doméstico realizando los aportes a seguridad social correspondientes, contribuyes a fortalecer el sistema no solo en cobertura sino en calidad, accesibilidad, prevención, promoción y atención en salud, así como de mejorar las políticas de pensión y seguro para la vejez digna.

Si quieres estar cubierto, formalizar y gestionar de forma fácil a los empleados de tu hogar entra ahora a www.symplifica.com o llama al 3009108646 y recibe asesoría sin costo.