Ser un empleador responsable es hacer las cosas bien en cada paso de la relación laboral, contar con un contrato de trabajo que establezca: la labor, el salario y a futuro pueda indicar la forma correcta de darle fin a la relación laboral es uno de ellos. En Symplifica te contamos las implicaciones de su finalización y las diferencias en cuanto a indemnizaciones bajo cualquiera de sus modalidades y cómo influyen a la hora de hacer la liquidación para tus empleadas de servicio doméstico.

Ten presente que las relaciones laborales se pueden terminar en cualquier momento; solo que, las causas de esta terminación marcan la diferencia a la hora de pagar la liquidación a tu empleada doméstica

¿Cuáles son las razones válidas para terminar un contrato laboral?

Por renuncia libre:

Si tu empleado desea renunciar, no debes reconocer ningún tipo de indemnización.

Mutuo acuerdo:

Si ambas partes están de acuerdo en dar por terminado el contrato antes de la fecha pactada en el contrato, si es el caso, deberá firmarse un acta transaccional, además se debe reconocer al empleado una suma de dinero. No existe una cifra exacta, pero se sugiere que sea igual a la suma de despido sin justa causa.

Por decisión del empleador:

En este caso debes reconocer la correspondiente indemnización por despido sin justa causa, si es el caso. Recuerda que los despidos sin justa causa están clasificados de esta forma por la ley y debes tener pruebas de ello, además de haber realizado con tu empleado los descargos pertinentes para formalizar el trámite. 

¿Cuáles son las justas causas para terminar un contrato laboral ?

El artículo 62 del código sustantivo del trabajo contiene una lista de las causas justas por las que el contrato de trabajo puede ser terminado bien sea por el empleador o por el trabajador. Conoce a continuación algunas de estas causales:

  1. El haber sufrido engaño por parte del trabajador; mediante la presentación de certificados falsos para su admisión.
  2. Todo acto de violencia, injuria, malos tratos o grave indisciplina en que incurra el trabajador en sus labores o fuera del mismo contra el empleador y/o los miembros de su familia.
  3. Todo acto inmoral o delictivo que el trabajador cometa en su lugar de trabajo o en el desempeño de sus labores.
  4. Que el trabajador revele o dé a conocer asuntos de carácter reservado del empleador.
  5. El deficiente rendimiento en el trabajo en relación con la capacidad del trabajador y con el rendimiento promedio en labores; cuando no se corrija en un plazo razonable a pesar del requerimiento del empleador.
  6. No realizar la ejecución de las funciones sistemáticamente y sin razones válidas; por parte del trabajador.
  7. Todo vicio del trabajador que perturbe la disciplina en el lugar de trabajo.
  8. La ineptitud del trabajador para realizar la labor encomendada.
  9. El reconocimiento al trabajador de la pensión de la jubilación o invalidez estando al servicio del empleador.
  10. La enfermedad contagiosa o crónica del trabajador, que no tenga carácter profesional, así como cualquiera otra enfermedad o lesión que lo incapacite para el trabajo, cuya curación no haya sido posible durante ciento ochenta (180) días. No es válido para el manejo de la pandemia desatada por la Covid-19

Teniendo clara esta información vamos a detallar algunos aspectos que debes tener en cuenta al finalizar la relación laboral según el tipo de contrato de trabajo.

¿Dudas en la contratación de tus empleados? Conoce los errores más comunes y evita cometerlos en la gestión de tus empleados: Lee más aquí

Contrato a término indefinido

Contar con un contrato a término indefinido en términos de la finalización de la relación laboral indica que no existe una fecha exacta para hacerlo, por esto debes establecer la razón para la terminación del contrato. Recuerda que, si fue tu decisión, debes realizar el pago de una indemnización, que equivale a 30 días de salario por el primer año trabajado y 20 días por cada año de ahí en adelante. Si el motivo de la finalización del contrato se entiende como justa causa según la ley, no debes pagar la indemnización. 

Contrato a término fijo

En este tipo de contrato, desde el momento de la firma, ambas partes conocen la fecha de su terminación, pero si decides finalizarlo antes, debes pagar como indemnización el valor correspondiente en salarios para finalizar la vigencia del contrato. Por ejemplo, si tienes un contrato por 6 meses y decides despedir a tu empleado a los 4 meses, la indemnización serán los dos meses que hacen falta para completar la vigencia del contrato. 

En esta modalidad cuando se termina el contrato y deseas finalizar la relación laboral, deberás pasar un documento a tu empleado notificando la fecha de terminación de su contrato, esto se conoce como preaviso y debe entregarse 30 días antes de la fecha de terminación. 

Al contar con Symplifica cuentas con asesoría en este tipo de aspectos de forma que puedas evitar inconvenientes por desconocer cómo funciona la legislación laboral. Realizamos por ti la documentación que debes entregar a tus empleados domésticos y te indicamos el valor a pagar para finalizar este proceso con todas las de la ley. Si quieres conocer más sobre este tema te invitamos a ver este vídeo en donde explicamos las diferencias de contrato, las formas correctas de terminarlo y resolvemos las preguntas más comunes de los empleadores a la hora de finalizar una relación laboral. 

Recuerda que contar con la ayuda de los experto en contratación y nómina para empleados del hogar puede evitarte errores comunes, como terminar el contrato laboral a fin de año sin causa alguna o solo porque la empleada lo solicita, ya que esto solo te genera costos mayores al tener que pagar una indemnización y a futuro pagar de nuevo las afiliaciones a seguridad social de tu empleado del hogar. 

Si tienes dudas al respecto o con cualquier aspecto de la relación laboral, completa el formulario que encuentras a continuación y uno de nuestros asesores expertos puede ayudarte.