Contar con una finca de recreo o descanso siempre ha sido una gran ventaja que además de incrementar nuestro capital, nos permite contar con un lugar alejado de la ciudad.  Durante los últimos meses esto además se está convirtiendo en una preocupación para los dueños de estas propiedades, debido a la pandemia.

Ya que por las diferentes decisiones que ha tenido que tomar el Gobierno Nacional para mitigar el contagio del virus, se ha cerrado la posibilidad de viajar, por lo cual muchas personas no han podido volver a sus fincas o por otro lado muchos se quedaron pasando estos meses de cuarentena en estos lugares. Por esto se ha vuelto indispensable contar con el apoyo de un cuidador,  mayordomo o simplemente personal que nos ayude en tareas de limpieza y  cocina.

¿Cómo gestiono a las personas que me ayudan mientras estoy en la finca?

Si te quedaste pasando los días o meses de cuarentena en tu finca de descanso, es posible que contrates a las personas que te están ayudando en el mantenimiento y labores de aseo o cocina por días o de tiempo completo. Esto puedes hacerlo mediante un contrato a término fijo, si ya sabes cuándo regresarás a tu hogar, o por el contrario si no lo tienes decidido, puedes optar por un contrato a término indefinido. 

Ten presente que independientemente del tiempo que estos trabajadores del hogar te estén prestando sus servicios, debes contratarlos con todas las de la ley, ya que las funciones que desarrollan son contempladas como actividades realizadas por empleados del hogar.

¿Qué hacer si no he vuelto a mi finca?

Para muchos hogares estas propiedades además de ser lugares de descanso hacen parte de su patrimonio y se hace necesario la labor de personas encargadas de velar por el mantenimiento y cuidado de estos espacios. Es necesario entender que este tipo de trabajos entran en el marco de los empleados del hogar, por lo tanto, las personas dedicadas a estas labores están cobijados por la ley 1595 de 2012.  En este orden de ideas, es importante que, si cuentas con personas que te presten estos servicios, lo hagas de manera correcta, evitando futuras demandas legales. 

Para darte una idea más clara, es necesario recordar que, como todo empleado, debe contar con un contrato de trabajo legal, que estipule de forma clara sus funciones y responsabilidades; en muchos casos estos trabajadores deben hacer uso de herramientas para cortar, limpiar etc, para el desarrollo de su labor, por esta razón es imprescindible que cuenten con la afiliación a ARL en regla, además de las otras entidades de ley, como salud y pensión y caja de compensación.

Al tener formalizada la relación laboral con tu empleado, durante esta cuarentena establece las necesidades de cuidado de tu propiedad; de esta forma puedes destinar que tu cuidador viva en el predio como suele suceder en muchos casos, y así no solo se encargaría de su mantenimiento, sino también de la vigilancia. Mantén comunicación constante con tu personal y asegúrate de darle instrucciones claras y precisas. Como por el momento es difícil supervisar sus labores, establece medidas de seguimiento como fotografías o videos de las tareas, y de ser necesario de zonas específicas que te permitan tener mayor seguridad del cuidado que está teniendo tu predio.

¿Consejos para mantener el home office y las labores del hogar? Aprende todo aquí

Recuerda entregar a tu empleado elementos que le permitan protegerse durante su jornada laboral, ellos también deben contar con una adecuada dotación; durante esta pandemia es preciso indagar su nivel de riesgo ante un caso de contagio, a pesar de que en muchas zonas rurales no existen casos;es necesario que refuerces los protocolos de bioseguridad con el fin de ayudarlo a mitigar el riesgo de contagio.

En Symplifica podemos ayudarte con la gestión de cuidadores o mayordomos y empleadas domésticas para fincas de recreo, al igual que con el manejo y gestión, niñeras o conductores. Inscríbete y recibe asesoría personalizada por parte de uno de nuestros expertos en contratación y nómina para empleados del hogar. Realiza este proceso sin salir de casa y sin complicaciones, solo completa el formulario que encuentras a continuación.  Permítenos ser el departamento de recursos humanos de tu hogar