El empleo doméstico en Colombia es un sector históricamente invisibilizado, en muchas sociedades no es considerado como un trabajo real, si no como la obligación natural del género femenino, hoy día internacional del empleo doméstico, veamos un poco como estamos en términos de formalización de esta labor.

Según el Dane en las principales ciudades y áreas metropolitanas del país el empleo doméstico creció un 6.0% (Según GEIH 2019/2020) la búsqueda de oportunidades continúa volcando a la población a grandes ciudades para mejorar sus ingresos y el crecimiento económico de sus familias, y para muchas mujeres esta es una opción; en un país donde solo el 50,2% de población trabajadora cotiza a pensión debemos repensar la formalización laboral.

día del trabajador

El acceso a servicios de salud y la posibilidad de una pensión son cosas que la gran parte de los trabajadores dan por hecho, en cambio, para las empleadas domésticas puede significar el cierre de múltiples brechas sociales y no solo la mejora de su núcleo familiar, sino de las generaciones siguientes, es un hecho muy simple, pero algo complejo de aplicar:

La formalización laboral cambia vidas

Hoy conmemoramos el día internacional de las trabajadoras del hogar para resignificar y destacar su aporte a la sociedad, porque si, su labor también hace parte de la construcción de país:

  • Que una empleada doméstica, por ejemplo, tenga acceso al sistema bancario, la pone en el mapa de las entidades bancarias, permitiéndole la posibilidad de un crédito.
  •   Los beneficios de las diferentes cajas de compensación pueden hacer que tener una casa propia sea una realidad.
  • Beneficios educativos para sus hijos
  •  La posibilidad de una pensión es asegurarle una vejez digna.

Es un hecho que aún solo 1 de cada 7 empleadas domésticas es empleada de manera formal y estos beneficios siguen sin ser la regla para las empleadas, pero vamos en camino a un cambio social, donde el trabajo doméstico sea reconocido y pagado de forma justa y digna.

En Symplifica, hemos formalizado más de 6000 empleados domésticos en nuestra historia, esto habla de miles de empleadores que son aliados en la construcción de país y han comprendido su rol para la mejora de la calidad de vida de sus empleados de casa.

Aún queda mucho por hacer en materia de formalización laboral y más que un agradecimiento en este día, debemos seguir trabajando para reducir las cifras de informalidad, cerrar las brechas sociales y ser partícipes de la nueva construcción de país, gracias a esos empleadores que han cambiado de chip y nos ayudan a reconocer el valor de esta labor por medio la formalización laboral y hacemos un llamado desde Symplifica a aquellos jefes de hogar que aún desconocen el impacto positivo que pueden tener en sus trabajadores de casa al legalizar su trabajo, no es solo evitar inconvenientes y multas, es ser parte de la mejora de su calidad de vida.