Las dotaciones son una prestación de ley que garantiza la entrega de vestimenta apropiada por parte del empleador y debe ser acorde al medio laboral de los trabajadores. En el caso puntual de los trabajadores del hogar como empleadas domésticas, niñeras, enfermeras o cuidadores de adulto mayor; por estos días también hacen parte de un protocolo de bioseguridad ya que permite a los jefes de hogar exigir el cambio de ropa para realizar las actividades labores.

De acuerdo al artículo 230 del código sustantivo del trabajo, la dotación debe ser entregada a empleados que han estado a su servicio por un periodo igual o mayor a 3 meses y no devengan más de dos salarios mínimos (SMMLV); en el caso de trabajadores que ganan montos superiores es voluntaria por parte del empleador la entrega. 

Como empleador es parte de tu obligación brindar el adecuado vestuario o uniforme a tus empleados del hogar, usualmente está compuesto por blusa y/o camisa, pantalón y zapatos. Es necesario que estas prendas sean útiles en el día a día y acorde a las actividades que debe desempeñar el trabajador.  

Durante la pandemia, además se recomienda que esta dotación sea de uso diario y exclusivo para la jornada laboral; con el fin de evitar la exposición al virus que puede presentarse en los desplazamientos. Del mismo modo se debe complementar con elementos de protección personal (EPP) con el fin de mitigar el riesgo de contagio.

La legalización de las dotaciones tanto como los EPP, deben realizarse mediante un documento; al momento de la entrega, debe ser firmado por ambas partes.

que debe ser firmado por el trabajador al momento de la recepción de los implementos.  

Conoce los protocolos de bioseguridad que debes aplicar en tu hogar aquí

Si tu empleado no trabaja en la modalidad interna, es necesario que cuente con elementos que le permitan protegerse durante sus desplazamientos; portar tapabocas que cubra nariz y boca obligatoriamente, y complementar con caretas es una buena opción.

Sin embargo, su ropa también debe servir como una barrera de protección, puedes optar por el uso de trajes desechables para desplazamiento o en telas antifluido; que durante el trayecto permitan la protección contra el virus; este traje o vestimenta debe ser cambiado al momento de llegar al lugar de trabajo; donde debe contar con su uniforme o dotación de bioseguridad; estas prendas deben ser adecuadas para las labores a desempeñar dentro del hogar. 

Compra aquí dotaciones y elementos de protección personal para tus empleadas del hogar

.Por el momento y mientras nos seguimos adaptando a esta “Nueva Normalidad” la prevención es nuestra única carta frente al contagio; por eso además de cumplir con lo que se exige por ley cuando se tienen empleados contratados; también se debe reforzar de manera constante el lavado de manos mínimo cada 3 horas por más de 20 segundos y el distanciamiento social.

Cada acción que realizamos debe estar pensada en garantizar nuestra protección; la de nuestra familia y empleados dentro y fuera de su jornada laboral.

Si tienes alguna duda relacionada a la gestión de empleados domésticos; como proceder y actuar durante esta pandemia o en cualquier aspecto de su relación laboral; no dudes en consultar con nuestros expertos en contratación y nómina para empleados del hogar.

Completa el siguiente formulario y uno de nuestros asesores te contactará: