Cuarentena

La crisis del Coronavirus ha afectado a todos los sectores, y de manera significativa a los dueños de pequeños negocios y empleados domésticos, ya que su ingreso depende directamente de su trabajo en el día a día y la cuarentena no ha sido la mejor opción.

A pesar de las ayudas estratégicas generadas por parte del gobierno nacional, muchos trabajadores no son cobijados por estas y podrían quedar desprotegidos durante  la medida de aislamiento obligatorio, el temor a que esta medida se mantenga, hace que muchos empleados teman por el futuro de sus trabajos, desde Symplifica aclaramos algunas dudas alrededor de pago de los salarios de los empleados domésticos.

cuarentena

¿Por qué debo pagarle a mi empleada durante la cuarentena si no está trabajando en mi hogar?

Primero debemos tener en cuenta que para muchos empleados domésticos, este salario representa el único ingreso de sus hogares, que debe cubrir las necesidades básicas de una familia, entonces más allá de una obligación moral es de ley, ya que la emergencia sanitaria no es una causal legal de despido y en este caso tendría que realizar el pago de una indemnización al empleado por despido sin justa causa. Esta suma varía teniendo en cuenta el tipo de contrato (fijo o indefinido), y el tiempo trabajado.

Muchos de estos pagos se realizan en efectivo, pero actualmente existen otras formas de pago no presenciales. Además de las tradicionales  transferencias bancarias, algunos entidades financieras ofrecen servicios de monederos virtuales, son gratuitos y permiten realizar transferencias de pequeñas cantidades de dinero entre teléfonos móviles, sin que el receptor tenga cuenta de ahorros en alguna corporación financiera. Cuarentena.

Este recurso que no es nuevo en el país puede ser una solución para continuar con los pagos a las empleadas del hogar, con el fin de no dejarlas desprotegidas durante esta contingencia, además que le permite a los empleadores dejar la trazabilidad del cumplimiento de los pagos. Symplifica ofrece este medio como opción a sus afiliados, el cual inclusive podría  dejarse vinculado a una tarjeta debito o crédito o podría utilizarse de manera manual solo para los casos puntuales que el empleador estime conveniente.

¿Necesitas ayuda con la formalización de tu empleada(o)?