Caídas, golpes, cortaduras, quemaduras son algunos de los accidentes más comunes que sufren los trabajadores domésticos en Colombia. Según un reciente informe de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), en 2018 se presentaron 19 incidentes de este tipo por cada 100 empleados del hogar, aumentando estos incidentes en un 90% frente al 2017.

Debido al rápido crecimiento de estos eventos en el país, en Symplifica abordamos de forma rápida las preguntas e inquietudes que más preocupan a los empleadores alrededor del tema:

¿Cómo funciona el tema de las incapacidades para los trabajadores domésticos en Colombia?

Hay dos tipos de incapacidades: las laborales, que suceden cuando hay un accidente producto de actividades como planchar, cocinar o hacer las compras (incluso si no se está dentro del hogar). En este caso, si se presenta una urgencia el empleado debe ir a un centro de salud para recibir su asistencia, y es obligación del empleador reportar el incidente ante la ARL.

La otra es la incapacidad general. En esta situación, el empleado debe ir a urgencias o a su cita -según corresponda- y tener el certificado de incapacidad para su posterior pago.

Para empleados tiempo completo (por los cuales se aporta en salud) durante el periodo de incapacidad se le debe pagar el sueldo. El empleador debe hacerlo y posteriormente podrá recobrar ese dinero a través de la EPS o ARL.

Cabe recordar que la EPS paga el valor del salario no sobre el 100% de lo reportado, sino sobre el 66.67%. Es a discreción del empleador si desea asumir el faltante para entregarle al empleado la totalidad del salario.

¿Qué puede pasar en términos jurídicos si su trabajador doméstico sufre un accidente y no está afiliado a su seguridad social?

El empleado podría estar en derecho de tomar acciones legales, ya que se le están negando sus derechos fundamentales como trabajador. Es decir, poner demandas sosteniendo recibir lo que le corresponde a sus pagos de seguridad social.

Adicionalmente, las entidades podrían imponer multas o cobros moratorios al empleador por estar evadiendo su responsabilidad como jefe de hogar.

¿Qué pasaría si esa persona que sufrió el accidente y que no está afiliada a seguridad social, no puede volver a trabajar?

En el caso de que un empleado doméstico haya tenido un accidente laboral y esto impida que pueda volver a trabajar, se podría fijar una sentencia al empleador por no realizar los debidos aportes. Además, el jefe de hogar podría ser obligado por la justicia a pagar una pensión de por vida o un sueldo mensual que cubra un salario y aportes a seguridad social.

La invitación de Symplifica es a formalizar correctamente a los empleados ya que el riesgo es demasiado grande frente a los beneficios de estar tranquilo. Por ejemplo, realizar el pago de ARL para una empleada tiempo completo que gana el salario mínimo el aporte es de 0,522%, es decir, de unos $4.323 mensuales. Es un riesgo que no vale la pena asumir.

Si deseas conocer más acerca de este tema o necesitas ayuda, acude a Symplifica, el departamento de recursos humanos de tu hogar.