Las cesantías son una prestación social, de carácter especial, la cual se debe otorgar a los empleados colombianos a forma de ahorro en el caso de quedar sin empleo, aunque actualmente los empleados pueden darle otro uso a ese dinero.

Al iniciar un contrato laboral y realizar las afiliaciones a seguridad social, como empleado elegiste un fondo de cesantías en el cual serán consignadas de forma anual por parte de tu empleador antes del 14 de febrero.

Según la ley como empleado puedes retirar tus cesantías para:

  • Pago de estudios
  • Compra o remodelación de tu hogar

Si aún cuentas con un contrato laboral activo, debes solicitar a tu empleador que escriba una carta dirigida al fondo de cesantías, donde se incluyan los datos personales de ambas partes, la autorización de retiro del dinero, el monto a retirar y el uso que tendrá ese dinero.

En caso de terminar la relación laboral y deseas retirar el dinero, debes presentar de igual forma una carta con todos los ítems mencionados, pero en este caso no es necesario mencionar el monto a entregar.

Se recomienda que esta prestación no sea entregada en efectivo para mantener la trazabilidad del dinero entregado de parte de tu empleador, además muchos fondos de cesantías ofrecen un porcentaje de rentabilidad anual para tu dinero consignado en el fondo.

De esta forma puedes usar este ahorro para mejorar tu calidad de vida, de tus familiares o lidiar con etapas cesantes en caso de terminación del contrato laboral.