Recordemos que nuestros empleados domésticos o niñeras, se pueden encontrar expuestos a ciertos riesgos laborales como en cualquier otra profesión. De acuerdo con esto y teniendo presente la ley No. 1562 de 2012 es obligatorio afiliar a seguridad social a tus trabajadores domésticos, con el fin de prevenir y cubrir accidentes y enfermedades laborales, que podrán ocasionarse en las actividades que estos realizan diariamente en el hogar ya que podrían ocurrir ciertos imprevistos, tales como quemaduras, cortaduras, caídas, reacciones tóxicas, entre otras lesiones. Recuerda que así como es muy  importante la seguridad y salud en el trabajo, también lo es en el hogar.

¿Te has preguntado, en caso de que un accidente laboral suceda, quién costea los gastos?

Las empresas administradoras de riesgos laborales (ARL) se dedican a reducir, cubrir y prevenir los accidentes de este tipo, si tus empleados están correctamente afiliados al sistema de seguridad social que incluye esta entidad, no tendrías de qué preocuparte. En caso pues de que tus empleados no estén correctamente formalizados y no realices aportes a una administradora de riesgos, podrías recibir multas de hasta 500 SMMLV, sanciones legales previstas en el Código Sustantivo del trabajo y la Ley 100 de 1993, además de tener que cubrir por tu cuenta las prestaciones asistenciales que correspondan y se deriven de un accidente de trabajo, inclusive pagar una pensión de por vida en caso de que tu empleado no pueda volver a trabajar.

La función principal de las ARL es encargarse de la afiliación, pagaduría y administración del sistema de riesgos laborales al que deben estar afiliados los empleados, así como promover la prevención de accidentes de trabajo mediante el impulso de iniciativas de protección, la concientización de los riesgos a los cuales se encuentran expuestos los empleados en su entorno de trabajo por medio de evaluaciones de riesgo, además de velar por la integridad del trabajador en caso de sufrir accidentes o enfermedades relacionadas con sus labores. La asistencia en salud requerida para cubrir accidentes o enfermedades laborales la presta la EPS a la que se encuentra afiliado tu empleado, pero es pagada por la ARL con excepción de tratamientos de rehabilitación, que son prestados directamente por la administradora de riesgos laborales.

¿Cuánto se debe pagar en ARL por un empleado?

El aporte a riesgos laborales, varía dependiendo del tipo de actividades que se realicen según cada cargo, ya que algunos pueden estar más expuestos que otros (por ejemplo un mensajero que designa su tiempo a conducir todo el día tiene un nivel de riesgo de accidentalidad más alto, por lo tanto la cuota a pagar es mayor). En el caso de empleados de servicio doméstico, el porcentaje a pagar es 0.522% sobre su sueldo base y debe ser cubierto en su totalidad por el empleador, este porcentaje es bajo en término de gastos (3.850 pesos para un empleado que devengue el salario mínimo para el 2017), ya que cuando se trata de accidentes laborales, el costo de la medicina particular puede superar incluso el sueldo de tu trabajador; para empleados domésticos que trabajan por días, se liquida el mismo porcentaje tomando como base 1 SMMLV, sobre 30 días laborados, de acuerdo al decreto 2616 de 2013 que regula las afiliaciones a empleados que trabajan por periodos inferiores a un mes; cabe resaltar que esta prestación es cubierta en su totalidad por el empleador y por lo tanto, éste es autónomo a la hora de elegir en cuál ARL afiliará a sus empleados; Si existe mora en el pago de las mensualidades, la ARL está en la facultad de gestionar el cobro de las mismas al empleador, además de no cubrir las prestaciones si se da un accidente laboral. Si deseas realizar este aporte y sus cálculos de forma sencilla puedes usar Symplifica para gestionar fácilmente a tus empleados. (Conoce más aquí).

En el caso de que exista un accidente laboral en tu hogar a uno de tus empleados, deberás comunicarte a la línea de atención de tu ARL dónde te guiarán en el proceso de cómo atenderlo y reportar dicho accidente. En el caso de que dicho accidente genere una urgencia, lleva a la persona accidentada al centro de salud más cercano para ser atendido por urgencias y luego comunícate con tu ARL para conocer los procedimientos a seguir.

¿Tu empleada o niñera ya se encuentra afiliada a una ARL?

No olvides que la afiliación a las administradoras de riesgos laborales, así como a las demás entidades de seguridad social son un requisito legal para todos los empleados que trabajan en el hogar, si no sabes cómo realizar estas afiliaciones o quieres dejar en manos de expertos la gestión de tus empleados conoce Symplifica que hace por ti las afiliaciones y realiza todos los trámites, documentos y cálculos mensuales para llevar la relación laboral de la mejor manera.


¿Tu empleada doméstica está formalizada?

No te preocupes por trámites complicados, hacemos todo por ti.

PRUEBA SYMPLIFICA