Según la ley colombiana, un trabajador doméstico es quien desempeña labores de limpieza, alimentación, lavado, planchado y similares oficios dentro de un hogar.
Colombia ha trabajado en la evolución de la formalización laboral de los empleados domésticos, con el fin de garantizar sus derechos y prevenir eventuales inconvenientes para los jefes de hogar.

Sin embargo, muchas preguntas surgen a la hora de manejar la situación contractual de este sector productivo por parte de los empleadores, sobre todo al término de la relación de trabajo. Para abordar el tema de manera puntual, en Symplifica resolvemos las dudas más frecuentes que surgen en torno a esta situación:


¿Debo liquidar a mi empleado doméstico?
El fin de cualquier contrato formal de trabajo implica que el empleador entregue un reconocimiento económico al empleado por el tiempo de servicio dedicado. Es a esta remuneración lo que se conoce como liquidación, la cual se efectúa bajo diferentes conceptos, que explicaremos a continuación.


¿Qué se debe tener en cuenta para realizar la liquidación?
Para efectuarla, en primer lugar, se debe tener en cuenta el motivo de la terminación del contrato: si es con o sin justa causa, por una renuncia voluntaria o por un mutuo acuerdo entre el jefe y el trabajador. Al tener claridad en este punto, el empleador debe legalizar la entrega de la liquidación para poder culminar la relación laboral en los términos adecuados para cada parte.


¿Qué factores se contemplan a la hora de hacer la liquidación?
Salarios no cancelados.
Prestaciones sociales como primas, vacaciones, cesantías e intereses sobre cesantías.
Aportes parafiscales.
Indemnizaciones, de tratarse de un despido injustificado.

¿Cuáles documentos se deben presentar para legalizar la liquidación?

Cálculos de liquidación: Para realizar un cálculo final, se requiere tener el dato de la fecha de inicio y finalización de labores; el tipo de contrato; valor de ingresos; cargo; datos básicos de empleador y empleado, y preguntas de verificación sobre el pago de las diferentes prestaciones sociales. Recomendamos el uso de esta práctica herramienta que con sencillos pasos permite tener la documentación completa en minutos: Calculadora de liquidación.

Carta en la cual se enuncie la razón de finalización del contrato, firmada por el empleado y empleador.

Certificado laboral donde se verifique la fecha de inicio y finalización de labores, el cual puede ser útil para próximos empleos.

Para Symplifica es muy importante y necesario legalizar la terminación de los contratos laborales, para garantizar los derechos laborales de los empleados domésticos y que los empleadores cumplan con la ley.

Cabe recordar que evadir los pagos por los conceptos relacionados anteriormente,pueden generar gastos mayores para los jefes de hogar, con Symplifica evita estos enredos, con nuestra asesoría te ayudamos a tener relaciones laborales con tus empleados del hogar con todas las de la ley.