Iniciar la relación de trabajo con tu empleada doméstica es un paso importante en las decisiones del hogar; es por eso que debes estar seguro de hacerlo de la mejor manera y para tu tranquilidad, de esta manera te aseguras de evitar inconvenientes futuros. En Symplifica te contamos cómo debes manejar esto, tanto al inicio como durante la relación laboral.

Conoce los protocolos de bioseguridad que debes implementar con tu empleada, aquí.

¿Qué exámenes se deben realizar mientras que mi empleada esté trabajando?

Lo primero es iniciar la relación laboral con exámenes médicos de ingreso, así válidas el estado de salud de tu empleada y se establece un punto de partida de su salud; es muy importante ya que se diagnostica cualquier cuidado que debería tenerse en caso de presentar alguna irregularidad.

De esta manera podrás tener presente cuáles prácticas si es posible que tu empleada realice o si tiene limitaciones para cumplir con alguna actividad durante sus jornadas laborales; por ejemplo si tu empleada tiene un hernia, la recomendación sería no realizar fuerzas.

Exámenes de ingreso: Se componen de dos fases, la primera consiste en un examen físico para revisar que tu empleada esté en perfectas condiciones; la segunda fase se trata de unos exámenes de laboratorio en los cuáles se comprueba si la empleada es apta o no para manipular alimentos. Es decir, corrobora que tu empleada no tenga ningún virus o enfermedad que pueda ser transmisible al momento de que ella cocine.

Exámenes periódicos: Se realiza el mismo proceso que en los exámenes de ingreso, sin embargo estos tienen que hacerse cada 6 meses para verificar que el estado de salud de tu trabajadora sigue siendo óptimo para continuar con sus labores.

Exámenes de egreso: Se busca verificar cuál es el estado de salud de la empleada al terminar la relación laboral. Es necesario para estar seguros de que no tiene ninguna lesión ocasionada por su trabajo.

¿Cuándo debo realizar exámenes médicos periódicos a mi mano derecha en casa?

Además, durante la vigencia del contrato debes realizar exámenes médicos periódicos o de rutina; están contemplados en la resolución 2346 de 2007 y el decreto 1972 de 2015 del ministerio de trabajo.

Si bien la ley no exige una fecha exacta para que se realicen, las ARL recomiendan que se hagan mínimo dos veces al año (cada seis meses); con el fin de revisar cómo evoluciona el estado de salud de tu empleada durante la relación laboral, si se están siguiendo las recomendaciones dadas al inicio de la relación, y descartar o prevenir posibles enfermedades que se relacionen directamente con las actividades de trabajo; ya que esto podría determinarse como una enfermedad laboral, de la cual deberá estar al tanto la ARL de tu empleada.

Por otro lado, existen otra serie de exámenes que desde Symplifica recomendamos que hagas a tus empleados en el momento de la contratación; con el fin de que puedas estar seguro de elegir el mejor candidato para ser tu mano derecha en casa.

¿De que manera puedo asegurarme de que estoy contratando a la empleada ideal?

Consulta de antecedentes: Este es un informe completo con los antecedentes penales y judiciales de tu candidata del hogar, esto es esencial; tomando en cuenta que confiaras tu intimidad y el bienestar de tu familia a la persona que elijas como tu mano derecha en casa.

Polígrafo: Conoce a la persona que estás por contratar o indaga sobre un hecho particular con una máquina de detección de mentiras. Con este escáner podrás conocer el entorno y posibles situaciones en las que se desenvolverá tu empleado.

Por otra parte, con todo el aumento de contagios por COVID-19, es necesario que extremes las medidas para mantener la seguridad de tu familia y la de tu empleada.

Para estar seguro del estado de salud de tu empleada con respecto al covid-19, puedes realizar una prueba rápida. Ten en cuenta que la pandemia aún no ha llegado a su fin. Al contrario, hoy más que nunca es muy importante estar seguro de que la persona que estás contratando está sana. Aclara tus dudas y elimina tus preocupaciones acerca de un posible contagio por COVID- 19.

¿Sabes cómo actuar si tu empleada se contagia de COVID -19? Entérate aquí.

Elementos básicos de protección para prevenir un contagio Covid-19:

  • Tapabocas: Este elemento fue reconocido por la OMS como uno de los esenciales para mitigar el contagio del Coronavirus. (uso obligatorio)
  • Máscara de protección facial: Refuerza la protección, entregando a tu empleada este producto; recuerda que maximizar las medidas de prevención puede ser clave para mantenerte a salvo.
  • Dotaciones de bioseguridad: A diferencia de los uniformes regulares, estas dotaciones están diseñadas como un traje de aislamiento, lo que permite reducir el riesgo de tu empleada en su horario de trabajo o en sus desplazamientos.

En Symplifica nos tomamos en serio nuestro compromiso al ser el departamento de recursos humanos de tu hogar; por eso trabajamos para ofrecerte productos de calidad que te guíen para contratar a la trabajadora doméstica ideal para tu hogar, los cuales puedes encontrar en nuestra tienda virtual productos.symplifica.com.

Si tienes alguna inquietud o requieres asesoría personalizada acerca de la contratación o correcta gestión de tus empleados del hogar; déjanos tus datos y uno de nuestros expertos en el manejo de empleados del hogar se pondrá en contacto contacto contigo.